17/02/2017

Fuente: prevencionar.com

Ir a enlace externo

Un 73 por ciento de los profesionales de Enfermería encuestados por el Barómetro Enfermero asegura haber sufrido un accidente biológico durante su ejercicio profesional (pinchazo, corte, salpicaduras de fluidos, etc.). El estrés laboral por una excesiva carga de trabajo, el uso de material inadecuado y las malas condiciones del lugar de trabajo son, a su juicio, los principales factores que influyen a la hora de sufrir este tipo de percances.

Un 73 por ciento de los profesionales de Enfermería encuestados por el Barómetro Enfermero asegura haber sufrido un accidente biológico durante su ejercicio profesional (pinchazo, corte, salpicaduras de fluidos, etc.). El estrés laboral por una excesiva carga de trabajo, el uso de material inadecuado y las malas condiciones del lugar de trabajo son, a su juicio, los principales factores que influyen a la hora de sufrir este tipo de percances.

En una nueva oleada del Barómetro Enfermero elaborado por el Sindicato de Enfermería, SATSE, los 4.608 enfermeros de todo el país encuestados han manifestado su opinión sobre la incidencia de los accidentes biológicos en el ejercicio de su profesión, aportando información muy valiosa para tener una radiografía actualizada sobre lo que está ocurriendo en los centros sanitarios, públicos y privados.

Mayoritaria es la opinión de que los enfermeros son los profesionales sanitarios con más riesgo de sufrir este tipo de accidentes. En concreto, un 77,23 por ciento así lo considera, mientras que un 20,98 por ciento entiende que el riesgo es similar en todas las profesiones sanitarias. Tan solo un 1,79 por ciento cree que otras profesiones conllevan un mayor riesgo que Enfermería.

Los principales factores que influyen, en opinión de los enfermeros encuestados, a la hora de sufrir un accidente biológico son, por este orden, el estrés laboral causado por una excesiva carga de trabajo, el uso de material inadecuado y las malas condiciones existentes en su lugar de trabajo, como la falta de espacio, luz inadecuada, etc.

De otro lado, un 78,61 por ciento de los profesionales de Enfermería encuestados conoce la existencia, en su centro de trabajo, de un protocolo sistemático de actuación en caso de producirse accidentes biológicos. Un 5,31 por ciento, por su parte, apunta que no tiene conocimiento del mismo.

La difusión de esta encuesta entre los profesionales enfermeros se realiza de manera paralela al trabajo que está desarrollando el Observatorio de Bioseguridad, puesto en marcha por SATSE y el Consejo General de Enfermería, con el objetivo de recopilar datos e información sobre la situación en la que se encuentran los centros sanitarios en esta materia, en relación a la actividad laboral de los enfermeros.