21/03/2019

Fuente: prevencionintegral.com

Ir a enlace externo

La fábrica de SEAT en Martorell cuenta con un centro asistencial que va mucho más allá de la salud y seguridad de su plantilla

Una ciudad de cerca de 15.000 habitantes bien merece contar con, al menos, varios centros de salud y un centro de especialidades de alta resolución donde prestar una atención sanitaria integral a la población.

En realidad, no es una ciudad, sino una fábrica de coches. De tamaño monumental: el centro de producción de SEAT en Martorell (Barcelona) roza los tres millones de metros cuadrados, y por los laterales de sus amplias avenidas se suceden los edificios donde, paso a paso, se construyen anualmente en torno a medio millón de coches. La fábrica está en marcha 24 horas al día y, con tal volumen de actividad, raro es el día en que alguno de los puntos de atención urgente -donde también se realizan revisiones y atención a dolencias comunes- no recibe algún paciente.

Sin embargo, en 2017 la marca española decidió dar un paso más allá, “rompiendo la barrera entre la salud laboral y la salud en general”, según explica a Diario Médico Patricia Such, responsable del Área de Salud y Seguridad en el Trabajo de SEAT.

Así nació el Centro de Atención y Rehabilitación Sanitaria (ojo a las siglas: CARS), en el que 25 profesionales -la mayoría médicos del Trabajo, pero también cardiólogos, ginecólogos y traumatólogos- se ocupan de la salud de los empleados de la compañía. Y, en efecto, de una forma que va mucho más allá de la salud laboral.